Qué es el AdBlue® y para que sirve

qué es el adblue y para qué sirve

Qué es el AdBlue® y para que sirve

La implementación de Euro 7, la normativa de emisiones para la homologación de coches señala lo que sería el fin de los motores de combustión. Esto se implementará para el año 2025. Y aunque todavía falta tiempo para ello, es necesario garantizar que los motores actuales sean lo menos contaminantes posible. Es ahí donde entra el AdBlue®. 

La mayoría de los vehículos diésel ya utilizan la tecnología AdBlue®, un aditivo que sirve para disminuir drásticamente la contaminación. Los dispositivos de reducción catalítica selectiva o AdBlue®, están presentes en cada vez más vehículos. Desde aquellos de turismo hasta comerciales y de transporte, aquellos que suelen o solían contaminar más. 

 

¿Qué es el AdBlue®? 

El AdBlue® es un aditivo que consta de una mezcla que contiene una disolución de urea al 32,5 % y agua desmineralizada. Es utilizada en vehículos que funcionan con motor diésel mediante una inyección que mezcla este compuesto con los gases contaminantes. A este proceso se le llama reducción catalítica selectiva o RCS. Su finalidad es reducir esas emisiones que provienen del proceso de combustión del motor.  

Dentro de las emisiones a reducir, están el óxido de nitrógeno, NOx, relacionado con la combustión del gasóleo, y los benzopirenos. Estos últimos se encuentran en la ceniza generada por la combustión del diésel. Pero además son terriblemente dañinos para la salud humana, afectando al sistema respiratorio e incluso son cancerígenos. El AdBlue® no es tóxico, ni inflamable, es transparente y no tiene olor. Esto es fundamental en la reducción de las emisiones de CO2, y el consecuente calentamiento global y el efecto invernadero.  

 

¿Qué es la reducción catalítica selectiva (RCS) y su relación con el AdBlue®? 

El uso del AdBlue® resguarda al medio ambiente al disminuir la generación de productos contaminantes gracias a la RCS. Mediante este proceso se regula la producción de NOx para transformarlo en nitrógeno molecular (N2) y agua (H2O), que son sustancias inocuas. Para ello se utiliza un catalizador y amoníaco como agente reductor que reaccione con ese gas: 

–    La RCS se realiza en conjunto con un catalizador de oxidación tradicional y un filtro. El catalizador transforma los hidrocarburos sin quemar y el CO en CO2 y agua. Cuando salen del catalizador, pasan por el filtro que retiene las partículas de carbono que serán eliminadas. Cuando el filtro está lleno, ocurre su incineración. Aquí interviene la RCS en los residuos de gases del primer proceso para eliminar el NOx. 

–    En este momento, entra en acción el AdBlue®, que suelta el amoniaco para facilitar la reacción en el catalizador. Convierte los óxidos de nitrógeno en agua y nitrógeno molecular. 

adblue características

Datos interesantes del AdBlue®

  • Contiene urea al 32,5 % y agua desmineralizada. 
  • Está regulado por la norma europea DIN 70070 por ser un líquido incoloro e inodoro. 
  • No se le aplica impuestos por consumo ni depende de otra regulación (no es un combustible).  
  • No se añade al motor, se aplica en el recorrido del escape. 
  • Su punto de fusión es de –11 °C. 
  • Su pH es de 9.5 aproximadamente. 
  • Tiene un tiempo de vida útil de unos 12 meses. 
  • No es explosivo ni inflamable, aunque sí corrosivo (evitar contacto con la carrocería). 
  • No está catalogado como sustancia peligrosa para el medio ambiente ni para las personas. 

 

AdBlue® como alternativa a la disminución de gases contaminantes 

El efecto invernadero, debido a las emanaciones de gases, está causando una alarmante contaminación en el medio ambiente. La industria automotriz busca garantizar que los vehículos nuevos no generen emanaciones contaminantes. Aunque se están dejando de utilizar muchos vehículos que utilizan carburantes, existen otras alternativas, como el AdBlue®.  

El AdBlue® es económico porque no requiere de repostajes periódicos o frecuentes. La capacidad de los tanques para este aditivo es de unos 20 litros. Esto significa que aproximadamente cada 20.000 km hay que repostar el AdBlue®. Es muy sencillo hacerlo, pero es necesario utilizar guantes, dada su corrosividad. En suma, el AdBlue® es una excelente opción para tu motor, para la salud y para el medio ambiente y lo encuentras en Baymar.. 

No Hay Comentarios

.

Abrir el chat
Pedidos por Whatsapp
¡Hola! 👋

Ahora también atendemos pedido por whatsapp.

¿A qué esperas? Contáctanos ya para hacer tu pedido a domicilio. 👇