LOS TRES TIPOS DE GASOIL

LOS TRES TIPOS DE GASOIL

Existen tres tipos de gasoil en el mercado que se diferencian, sobre todo, por el tipo de impuesto que se les aplica y por el uso que se la da a cada uno de ellos.

TIPOS

El tipo A, es el que se utiliza para la automoción y los barcos de recreo. Este es el más adaptado para los vehículos, ya que se trata de un tipo de gasóleo más refinado. Además, en su composición lleva aditivos que ayudan al buen funcionamiento del motor, y al mismo tiempo, contamina menos; por lo tanto se convierte en la mejor opción. Este tipo de gasoil es el que tiene el tipo impositivo más elevado, lo que hace que sea bastante más caro que el B o el C. Su colorante es amarillo.

El gasoil B se utiliza en la maquinaria agrícola, en motores fijos, vehículos autorizados y embarcaciones de pesca o pasajeros. Se parece al tipo A, pero tiene una menor carga fiscal por lo que está prohibido en otros usos que no sean los suyos. Su colorante es rojo.

El C está diseñado como gasóleo para calefacción, tanto en el ámbito doméstico como para grandes equipos de producción de calor. A diferencia del resto de tipos de gasoil,  este tiene un nivel más elevado de parafinas y mayor densidad. Estas parafinas tienen un gran poder calorífico, lo que lo hace ideal para los sistemas de gasoil para calefacción. De los tres tipos que hay, este es el que tiene el impuesto más bajo y por tanto, es más económico.

Cabe recordar que cada tipo de gasoil tiene un uso específico y que está prohibido utilizarlos con otro fin que no sea el suyo propio. Las sanciones por este tipo de falta pueden ser muy elevadas por eso desde Baymar recomendamos el buen uso de los carburantes.

Para evitar este tipo de problemas te recomendamos que utilices nuestro gasoil para calefacción y si necesitas gasoil en Valencia, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y te informaremos de nuestros servicios sin compromiso.

No Hay Comentarios

Publicar un comentario